28 noviembre, 2014

Y LLEGÓ EL DIVORCIO. La separación, un trámite difícil

DICEN QUE DESPUÉS DEL VERANO AUMENTA LA CIFRA DE DIVORCIOS.

MÁS TIEMPO PARA PENSAR EN LO QUE NOS HACE FELICES ES LA PRINCIPAL CAUSA.

COME, REZA, AMA este es el título de la película protagonizada por Julia Roberts, en la que el destino brinda una nueva oportunidad a la actriz, para poder alcanzar su felicidad.

La primera decisión que adopta la protagonista es la de tramitar su divorcio, ya que se da cuenta que la vida que lleva, no le llena, e incluso está siempre buscando algo que no sabe ni si quiera lo que es. Esto es lo que les sucede a muchas personas, especialmente en periodo estival.

Porqué las estadísticas coinciden en que el número de divorcios se incrementan en Septiembre? No es casualidad, y tampoco es porqué en verano pasamos más tiempo con nuestra pareja. La respuesta es muy sencilla, en vacaciones tenemos más tiempo para nosotros mismos, para analizar lo que nos llena en nuestras vidas y lo que no. Para muchas personas, es en el mes de Septiembre, cuando se inicia un nuevo año, ya que en las vacaciones nos alejamos de cualquier tipo de estrés, de presión profesional, de rutina, o de obligaciones domésticas, y podemos pararnos a pensar en nosotros mismos. Es aquí cuando nos damos cuenta que no somos felices compartiendo nuestra vida al lado de la persona con la que un día decidimos compartirla. Por este motivo, muchos se deciden a tramitar el divorcio.

Efectuado el trámite legal, la vida de cada cónyuge cambia. Antes pensabas y actuabas por dos, ya que quizá cuando iniciaste la relación no eras conocedor o consciente de tus propias necesidades, o quizá con los años han cambiado. No obstante, tras la ruptura, debes recuperar tu estabilidad emocional, y es el momento, entonces, de evaluar, y examinar tus propias necesidades. Es cuando tienes la oportunidad de alcanzar la felicidad personal, y una vez has superada esta etapa, la vida te cambia por completo y el universo atrae las cosas que conectan, o enlazan, con tu felicidad personal.

No obstante lo expuesto, nadie ha dicho que el trámite del divorcio sea un camino de rosas, todo lo contrario, es un proceso con intensa afección personal, en el que los sentimientos no dejan que adoptes las medidas con total objetividad y racionalidad. Para ello interviene la figura del abogado, no sólo porque legalmente sea preceptiva su intervención, sino porque es quién velará para salvaguardar y defender tus intereses, tanto en lo que se refiere a medidas de carácter personal, como, a medidas de carácter patrimonial.

Es por ello por lo que recomiendo que, al tiempo de hacer el trámite de divorcio, sea una decisión firme y madurada, no adoptada de forma impulsiva, que se acuda a un abogado especializado en la materia, y que se sea consciente, que a partir de ese momento, como dice el título de la película, disfrutes de los placeres que te da la vida (COMER), jamás pierdas la fe y la esperanza en que se cumplan tus sueños (REZAR) y sigas siempre los sentimientos que te marque tu corazón (AMAR).

Fdo. Arbitrium Advocats

Escrito por Carolina