28 noviembre, 2014

COMPRAR UN COCHE; LA REALIDAD DE LOS SUEÑOS

Pequeños, adolescentes, adultos, mayores… Las generaciones nos diferencian y marcan una gran distancia. Sin embargo, hay un elemento que siempre persiste, que nos iguala y que nos hace sentir como si siempre fuésemos niños; LOS SUEÑOS.

¿Quién no ha soñado alguna vez en ser perfecto? ¿En tener la mayor fortuna? ¿En una princesa o en un príncipe azul? ¿En una casa de ensueño? Hay sueños que creemos imposibles. No obstante, algunos de ellos son más próximos de lo que nos parece. Pues, ¿Quién no ha soñado alguna vez en tener un coche?

Observando el mapa económico de nuestro país entendemos el motivo por el cual han incrementado las compraventas de vehículos entre particulares. Puede ser una buena opción comprar un vehículo a un particular porque nos parece que es una ocasión. No obstante, nunca pensamos en la mala fe de muchos vendedores, en los perjuicios, en las consecuencias… en el engaño.

Para evitar que nos estafen en la compra de un coche debemos hacer diversas comprobaciones. La primera de ellas sería informarnos de la matrícula del coche que nos interese (habitualmente no figura en los anuncios o imágenes) acudiendo a la Jefatura de Tráfico, dónde pagando unos 8€ de tasas podremos solicitar el historial del vehículo. Así nos aseguraremos de si el vehículo ha sido embargado, ha tenido más de un dueño o si el titular que aparece en el anuncio es realmente el titular del vehículo. En caso de que haya una orden de embargo y aún esté en trámite, no constará todavía en tráfico, por lo que también aconsejamos acudir al Registro de bienes muebles. De este modo nos aseguramos de que el vehículo está libre de cargas y el supuesto vendedor es el titular del mismo.

Además de efectuar estas comprobaciones, para evitar posibles problemas, recomendamos quedarnos con el original o fotocopia del contrato de la compraventa del vehículo, la fotocopia del D.N.I. del vendedor (es conveniente solicitarla antes de iniciar cualquier trámite), la solicitud del cambio de titularidad del vehículo firmada por el vendedor y el comprador, la documentación del vehículo y la copia del recibo de pago del impuesto de Circulación del año actual, o bien del anterior.

Debemos tener presente que existen dos tipos de compraventa; las ventas de concesionarios, o compraventas profesionales, en las que el comprador sea consumidor, y las efectuadas a particulares. Obviamente, al tratarse de dos compraventas totalmente diferentes, no puede aplicarse la misma regulación. Mientras que las primeras se regulan por la Ley de Garantías en la venta de Bienes de Consumo, en las compraventas a particulares se aplica el Código civil.

Justo en este punto es cuando nos preguntamos ¿Qué tipo de garantías se pueden exigir en los contratos de compraventa de un vehículo de ocasión entre particulares? De conformidad con lo que establece el Código Civil en su artículo 1484 y siguientes, el vendedor está obligado a entregar el vehículo sin cargas, ni gravámenes y sin vicios ocultos. En caso de no cumplir con estas obligaciones el vendedor responde ante el comprador del saneamiento por los vicios o defectos ocultos del vehículo, aunque los ignorase, a no ser que se estipule lo contrario. Cuando los defectos manifiestos o aquellos que estuvieren a la vista, o no lo estén, el vendedor no será responsable de los mismos ya que el Código entiende que el comprador es un perito que debía fácilmente conocerlos.

Si, a pesar de todo ello, el vendedor no responde, el comprador podrá presentar una demanda judicial durante los siguientes primeros seis meses a la entrega del vehículo. Además, ésta debe acompañarse de las pruebas suficientes para demostrar que lo que afirma el comprador es veraz. Asimismo, el comprador tiene derecho a desistir del contrato, abonándosele los pagos efectuados hasta la fecha, o rebajar una cantidad proporcional del perito, a juicio de peritos. En caso de rescindir el contrato, el comprador también podrá solicitar una indemnización por daños y perjuicios, cuando el vendedor conozca los vicios o defectos ocultos del vehículo, y no los haya manifestado al comprador.

Para depositar toda la confianza en la compraventa de un vehículo de ocasión a un particular te aconsejo acudir a un abogado. De este modo, podrás efectuar la compraventa que tanto deseas con toda TRANQUILIDAD.
Arbitrium Advocats quiere ayudar y hacer realidad los sueños de todos nuestros clientes. Por ello asesoramos con toda nuestra mayor fuerza, voluntad y pasión. Pues la vida es sueño… y los sueños, sueños son. ¿Soñamos juntos?

Fdo. Lídia Villanueva Garcia
– Abogada –

Escrito por Lídia