20 abril, 2016

LOS ANTECEDENTES PENALES Y POLICIALES

Dicen que el tiempo lo cura todo y es que, en muchas ocasiones, se convierte en la pieza fundamental para completar el puzle. Con el paso de los años, uno mismo es consciente de todas las vivencias que nos han reportado momentos de todo tipo; incluso de pequeñas locuras. Sin embargo, el concepto «locura» no siempre coincide. Pues bien, los límites los pone cada uno. Hay quien los sobrepasa sin darse cuenta o sin ser plenamente consciente de ello; resultando una mancha a un expediente que, hasta la fecha, era absolutamente brillante.

El-tiempo-vuela

        ¿Quién no tiene un amigo y/o conocido que una pelea o alcoholemia ha marcado su vida? Con ello nos referimos a los conocidos ANTECEDENTES PENALES Y POLICIALES. Si bien, puede transcurrir mucho tiempo desde la comisión de una infracción, esa actuación quedará reflejada, en caso de no proceder a su cancelación. Para ello, debemos analizar si se cumplen con los requisitos establecidos al efecto.

criminologia_1

       En primer lugar, debemos conocer en qué momento hablamos de la existencia de antecedentes. Respecto a los ANTECEDENTES POLICIALES, debemos ser conscientes que al momento de la detención, por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de todo ciudadano, sea nacional o extranjero, por la supuesta comisión de un hecho delictivo, se inscribirá en los ficheros de la Dirección General de Policía y la Dirección General de la Guardia Civil (en el caso de Mossos d’Esquadra, Sistema d’Informació Policial), la filiación completa del detenido, la fecha de la supuesta comisión del hecho delictivo y el presunto tipo delictivo cometido, constando así como antecedente policial desfavorable.

       En cuanto a los ANTECEDENTES PENALES, una vez dictada sentencia condenatoria firme, el Juez o Tribunal sentenciador mandará inscribir en el Registro Central de Penados y Rebeldes; la filiación completa del reo, la fecha de la sentencia condenatoria, el tipo delictivo infringido, la pena impuesta y duración, o en su caso, beneficio de la remisión condicional o suspensión de la ejecución de la pena y el inicio del cumplimiento de la pena impuesta o del beneficio de la remisión condicional o suspensión de la ejecución de la pena.

certificado-antecedentes-penales

       No obstante lo anterior, los condenados que hayan extinguido sus responsabilidades penales, pueden proceder a la cancelación de sus antecedentes penales siempre y cuando se cumplan con los requisitos establecidos:

       1.- Haber satisfecho las responsabilidades civiles provenientes de la infracción. Por ejemplo, en una sentencia condenatoria por un delito de lesiones, se deberá haber satisfecho el importe en concepto de indemnización por las lesiones causadas. Sin embargo, ¿qué sucede cuando el reo es insolvente, es decir, cuando no puede abonar dicha responsabilidad civil? ¿Es que no puede cancelar sus antecedentes penales? Pues bien, los supuestos de insolvencia, declarados por el Juez o Tribunal sentenciador, exceptúan el cumplimiento de éste último requisito, salvo que hubiera mejorado la situación económica del reo.

       2.- Haber transcurrido, sin delinquir de nuevo el reo, los siguientes plazos:

       – 6 Meses para las PENAS LEVES. El artículo 33.4 del Código Penal establece como penas leves las que laten a continuación:

       a) La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año.

       b) La privación del derecho a la tenencia y porte de armas de tres meses a un año.

       c) Inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de tres meses a un año.

       d) La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo inferior a seis meses.

       e) La prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de un mes a menos de seis meses.

       f) La prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de un mes a menos de seis meses.

       g) La multa de hasta tres meses.

       h) La localización permanente de un día a tres meses.

       i) Los trabajos en beneficio de la comunidad de uno a treinta días.

 

       – 2 años para las PENAS QUE NO EXCEDAN de 12 meses y las impuestas por delitos imprudentes.

 

       – 3 años para las restantes PENAS MENOS GRAVES inferiores a 3 años.

 

       – 5 años para las restantes PENAS MENOS GRAVES iguales o superiores a 3 años.

 

       Para conocer cuáles son las penas menos graves, debemos atender al artículo 33.3 del texto legal arriba reseñado, siendo éstas las que siguen:

       a) La prisión de tres meses hasta cinco años.

       b) Las inhabilitaciones especiales hasta cinco años.

       c) La suspensión de empleo o cargo público hasta cinco años.

       d) La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de un año y un día a ocho años.

       e) La privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a ocho años.

       f) Inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de un año y un día a cinco años.

       g) La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo de seis meses a cinco años.

       h) La prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de seis meses a cinco años.

       i) La prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de seis meses a cinco años.

       j) La multa de más de tres meses.

       k) La multa proporcional, cualquiera que fuese su cuantía, salvo lo dispuesto en el apartado 7 de este artículo.

       l) Los trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y un días a un año.

 

        – 10 años para las PENAS GRAVES. El artículo 33.2 del Código Penal establece que las Penas graves son:

        a) La prisión permanente revisable.

       b) La prisión superior a cinco años.

       c) La inhabilitación absoluta.

       d) Las inhabilitaciones especiales por tiempo superior a cinco años.

       e) La suspensión de empleo o cargo público por tiempo superior a cinco años.

       f) La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a ocho años.

       g) La privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo superior a ocho años.

       h) La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo superior a cinco años.

       i) La prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo superior a cinco años.

       j) La prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo superior a cinco años.

       k) La privación de la patria potestad.

 img_como_hacer_un_estudio_de_viabilidad_24081_orig

       Llegados a este punto, la duda surge… ¿cuándo empieza a computar el plazo sin delinquir? Pues bien, los plazos establecidos en el segundo requisito se contarán desde el día siguiente a aquel en que quedara extinguida la pena.

       Sin embargo, en caso de remisión condicional (suspensión de la ejecución de la pena del artículo 80 del Código Penal y concordantes), el plazo, una vez obtenida la remisión definitiva, se computará retrotrayéndolo al día siguiente a aquel en que hubiere quedado cumplida la pena si no se hubiere disfrutado de este beneficio. En este caso, se tomará como fecha inicial, para el cómputo de la duración de la pena, el día siguiente al de otorgamiento de la suspensión.

justice

       Por último, y para poder proceder a la CANCELACIÓN DE ANTECEDENTES POLICIALES es necesario disponer del conocido «Certificado Negativo de Antecedentes Penales», es decir, del documento que acredite que carecemos de antecedentes penales.

       En caso de decidir poner fin a la «mancha» del expediente de uno mismo, os aconsejo que os asesoréis jurídicamente. Son muchos los clientes que han confiado en ARBITRIUM ADVOCATS para proceder a la CANCELACIÓN DE ANTECEDENTES PENALES Y POLICIALES.

 

Fdo. Lídia Villanueva Garcia
– Abogada-

Escrito por Lídia